Demanda para Prestamos para Comprar Viviendas en Estados Unidos
Mayo 2010 - La demanda por préstamos para comprar viviendas en Estados Unidos creció a su mayor nivel en siete meses la semana pasada, beneficiada por la última oportunidad de los compradores para aprovechar un crédito fiscal que expiró el 30 de abril, mostró el miércoles un informe.

La Asociación de Banqueros Hipotecarios dijo que las solicitudes de préstamos hipotecarios para comprar vivienda subieron un 13%, avanzando hasta su mayor nivel desde octubre, en la semana terminada el 30 de abril, opacando una caída del 2.1% en la demanda por refinanciamiento.

Las solicitudes totales por hipotecas subieron un 4.0% ajustado estacionalmente, reportó la agrupación.

Esta fue la tercera semana de incrementos en las solicitudes de préstamos para la compra de vivienda, que anotaron un alza de casi un 24% en el mes.

La porción de las solicitudes de refinanciamiento en el total cayó a un 51.9%, su menor nivel desde comienzos de julio del 2009, dijo la asociación.

Las tasas promedio en los préstamos a 30 años cayeron en 0.06 puntos porcentuales a 5.02%, su menor nivel desde mediados de marzo.

Los consumidores que calificaban para beneficiarse del crédito fiscal por 8,000 y 6,500 dólares para la compra de vivienda debían firmar sus contratos de compra hasta el viernes pasado, y deben cerrar sus préstamos hasta el 30 de junio.

Es por esto que el gran interrogante es si el mercado inmobiliario ha tomado suficiente impulso como para continuar su proceso de recuperación sin la ayuda del Gobierno.

"La necesidad de mayores estímulos ya no es tan obvia, no pensamos que sea necesaria, ya que hemos recibido ayuda y estamos en el punto en que los mercados pueden cuidarse por su cuenta", dijo Mike Schenk, economista de Credit Union National Association en Madison, Wisconsin.

"Todos los datos que hemos visto recientemente apuntan al hecho de que los consumidores están en mejor forma hoy que hace seis meses, y gracias a esto probablemente van a estar más activos en el mercado de la vivienda", dijo Schenk.

No obstante, las dificultades en el mercado laboral, añadió, van a hacer que la recuperación del sector inmobiliario sea lenta.

La mayoría de los expertos de la industria esperan que la demanda de viviendas registre un declive después de las recientes ventas previas al término del crédito fiscal, pero estiman que luego crecerían lentamente.

Las ventas de casas nuevas subieron cerca de un 27% en marzo, y las de casas usadas vieron un incremento del 6.8%.

El número de casas usadas con contrato para la venta, conocidas como casas pendientes de venta, aumentó un 5.3% a un máximo de cinco meses en marzo.