Como Puedo Vender Mi Casa

¿Necesitas una casa más grande. Tendras que poner tu casa a la venta, es una tarea grande y hasta complicada. Tienes que considerar tus prioridades y preparate.Se vende casa

¿Ya tienes una casa escogida? Si vendes tu casa antes de cerrar la compra de la casa nueva, se te puede hacer un gran problema. Si compras la casa nueva sin haber vendido la vieja. Para evitar confusión, es acertado poner por escrito las fechas en los contratos. En el contrato también se pueden poner cláusulas de escape: por ejemplo, "la compra es sujeta a la venta de mi vivienda actual"...

¿Qué tan rápido necesitas vender?

Como Vender Una CasaDecide el precio de tu casa: ¿Cuánto vale? Investiga las ventas comparables de tu zona y/o habla con un tasador o con un agente. Ponte en el lugar del comprador: ¿Qué desventajas o atractivo tiene la casa? Recuerda que es importante poner un precio justo: si es demasiado alto, tu casa será ignorada.

¿Está la casa lista para la venta, o hay que efectuar reparaciones? Una inspección hecha antes de la venta arroja luz sobre problemas potenciales que podrían echar por tierra la venta.

¿Qué tan flexible eres con el precio? ¿Quieres el mejor precio posible, o te conformarías con algo menos?

¿Quieres vender por cuenta propia o con ayuda de un agente? Si necesitas ayuda, tendrás que contratar a un agente. Habla con varios de ellos. También es recomendado contratar a un abogado experto en bienes raíces, porque puede ayudar con la negociación y el cierre.

Este también es el momento, si vendes la casa por cuenta propia, de comprar o construir un buen cartel de venta. Junto con el cartel, deberías incluir información de la casa, el precio de venta, las características más deseables de la casa, y una foto si es posible. Así, un comprador puede llevarse algo tangible y te puede contactar fácilmente.

Preparate Por fuera:

La pintura de la casa, ¿se encuentra en buen estado?

¿El jardín está bien cuidado? ¿Los árboles y plantas están verdecitos o lucen enfermos y secos?

¿Y el césped qué tal está? ¿Digno de un palacio o... luce como si se jugó un partido de fútbol?

¿Qué tal la acera de entrada y el "parqueo" de los autos? ¿Están limpios, sin manchas de grasa? ¿Está rajado el concreto?

¿El latón de la basura está a la vista?

¿Hay cosas en el patio que deben estar guardadas?

Si tienes piscina, ¿está cristalina? ¿Están en buen estado las paredes o azulejos de la misma?

Preparate Por dentro:

Intenta hacer tu casa lo más atractiva posible. Si el jardín y el exterior están limpios y bien cuidados, el interior también tiene que dar la talla. La limpieza es lo más importante de todo, especialmente cuando se espera un comprador. A nadie le gusta la suciedad o los olores desagradables.

Para los olores, puedes ventilar la casa y puedes usar atomizadores con fragancias. También puedes poner búcaros con flores: esto embellece el lugar y es aromático. Las personas que fuman o que tienen perros quizá no noten el olor de sus cigarrillos o animales, pero alguien que no fuma o tiene perros, lo nota inmediatamente. Hablando de mascotas, guárdalos para evitar ningún problema con gente desconocida.

La cocina y los cuartos de baño deben estar limpios y acogedores: el fogón, el horno y los azulejos deben relucir, igual que el piso. El horno y el refrigerador –es posible que el comprador los abra– deben estar impecables. Las alfombras no deben tener olor ni manchas. No dejes platos en el fregadero o encima del fogón, ni tampoco hagas pescado frito ni col ni nada que pueda ofender el olfato del comprador o su agente. Los gabinetes no deben tener un "brillo" de grasa acumulada.

En la cocina, igual que en el baño, todo debe funcionar a la perfección. ¿Funcionan bien las luces? ¿Se fundió un bombillo? ¿Gotea la llave del lavabo? ¿Tiene manchas la bañera o el lavabo?

¿Qué tal las paredes interiores? ¿Están limpias? ¿De qué colores son? Recuerda, hay colores para todos - y lo que es "bonito" para una persona, es feo para otra. Los expertos recomiendan pintar las paredes color blanco o un tono claro, para no "ofender" a nadie.

Su espacio - En general, la casa debe estar lo más despejada posible por dentro. Si hay demasiados muebles o adornos, te da la sensación de un espacio pequeño, aunque éste no lo sea. El espacio cuenta mucho: Te fijarás que en las casas modelos, los decoradores nunca "sobrecargan" las habitaciones.

Los compradores - Prepárate para hablar de cualquier falta que tenga la vivienda. Los vendedores están obligados a divulgar los problemas que tiene la vivienda, tales como goteras en el techo, un desnivel de los cimientos, etc. Este requisito varía según el estado en el que vives, pero en general es necesario divulgar, porque el comprador luego te puede poner una demanda y acusarte de fraude. No hay ninguna ventaja en esconder las cosas, porque si el comprador es serio, cualquier problema será identificado al inspeccionarse la casa. Lo correcto -y lo más práctico- es ser honesto.

No te lo tomes a mal si el agente o comprador dice algo negativo de la casa. Aunque es normal que nos disguste, porque se trata del hogar de uno, hay que mantener la objetividad. Probablemente harías lo mismo si fueras tú el comprador.

Si te quieres llevar el ventilador de techo o lámpara de pared para tu próxima casa, mejor que lo quites antes de enseñar la casa, porque el comprador, reconociendo tu buen gusto, quizá se antoje de él. ¡Puede ser un problema u otro punto de negociación, dependiendo de como lo mires! Lo normal es que cualquier aparato, lámpara, gabinete, etc., que esté permanentemente sujetado a la estructura de la casa es considerado como parte de la misma.

Muchos agentes inmobiliarios en realidad prefieren que el dueño/a no esté presente cuando visiten los interesados, por dos motivos: 1) Es posible que, sin querer, el dueño abra la boca y se pegue un tiro en el pie; y 2) el comprador y el agente del vendedor deben estar libres para hablar francamente, y así tocar los temas que puedan impedir un trato u ofender al dueño.